fbpx

2013. Septiembre. Rosario

Los últimos suspiros del invierno mantienen amarillo el césped y desnudas las ramas de los árboles. Pero jornadas soleadas e inminentes lluvias marcan la pronta llegada de la primavera a nuestra ciudad, la cuál tras este crudo período teñido de tragedia, está necesitando florecer nuevamente.

Compartí ahora!